24 abril 2012

maduramos con los daños, no con los años. cada día más claro.