27 julio 2013

tengo 21 años y no creo en el futuro. no creo en Dios ni en la electricidad. archivo las emociones espontáneas más importantes de mi vida en una aplicación para móviles. se que es la felicidad; la siento venir por la espalda y terminar en tus manos. se que es echar de menos hasta llegar a la arcada y masticar barro hasta notar graba chirriando entre los dientes. he volado en muchos aviones, pero no sabéis que la mitad eran lechuzas, lechuzas puras y blancas, y la otra mitad eran buitres, hasta la arcada he dicho. he triturado en la palma de mi mano orgasmos dobles y triples. sigo deseando una pared de color rojo, para recordar todos los días esos labios gastados y vacios de mi. me gustaría dejar de soñar con nuestro no tiempo. entiendo un siempre como un pozo con vistas agradables, pero al fin y al cabo, un pozo. el amor, un circulo, perdemos la sensibilidad ante el inicio y ante el final; creo que eso es maravilloso. tengo 21 años y tengo inquietudes. creo en mi y en nosotros.





8 comentarios :

  1. Tienes 21 años y los que te quedan.... Mientras sigas teniendo esas inquietudes, adelante. No todas serán buenas, como dices, pero por lo menos te mueven y te empujan hacia algo; no te quedas quieta viendo la vida pasar.

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Detenerse, nunca. Muchas gracias por tus palabras.
      Un beso grande!

      Eliminar
  2. Precioso.
    No puedo decir nada más bonita.
    Muá!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es suficiente y demasiado. Gracias Lint.

      Muá pa tú!

      Eliminar
  3. Muy contundente, probablemente por tu habilidad para escoger la palabra precisa y ponerla en consonancia con la emoción que pretendes expresar.
    Tendré que seguirle la pista a tu blog :)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cosas bonitas de Frontera Nebulosa siempre son doblemente bonitas. ¡Mil gracias Álvaro!

      Eliminar