20 noviembre 2014


todos los días son una despedida
y lo único que soy capaz de ofrecer cada noche
es mi propia confusión.


2 comentarios :

  1. Por estas brevedades, Duli, aplazar la hora de ir a dormir vale la pena.

    ResponderEliminar