20 marzo 2013

camina entre calles
abriéndoles sonrisas al pasar
hasta llegar a las doce y dos
ella es la señal
el acento de la madrugada

mastica humo y alcohol,
cualquier pintura envidia sus labios

puedes oler a kilómetros el aroma de su vestido
ver sus pasos acorralando a su canción favorita

deja la oscuridad mordida,
todos estamos dispuestos a que nos muerda
todos dispuestos a morder

todas las estrellas se hacen fugaces si ella está
no hay estrellas si ella está

tinta el asfalto
tinta la mentira
tinto amargo en su boca

la que dejó de ser niña,
hacia él
con dolor, sin olvido

ella la noche más larga
ella esta noche
y yo enrarecida

p*

2 comentarios :

  1. Y ella el despertador del día que quiso ser noche para convencerse de que la eternidad estaba en una cama sin derecho a olvidar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tú siempre tan así, me encanta, lo sabes.

      Eliminar